La Copa’16 ya tiene campeón.

Podría parecer que solo han sido seis días, de martes a domingo, pero los que entendemos del tiempo necesario para la construcción de un equipo campeón sabemos que son unos cuantos más. Se necesita de una planificación, de la confianza de los dirigentes en el cuerpo técnico, de una selección y un buen scouting, pero, sobretodo, de que todas las piezas del equipo encajen y se muevan como una sola para cumplir un objetivo común: construir algo grande, muy grande. Todo eso no se consigue en seis días, lo sabéis. Pero cuando se hace con ilusión… El tiempo pasa volando. Y más si acabas levantando la Copa.

Algunos pensarán que los ganadores de la Copa’16, esos a los que nos referimos, son los de Obradoiro, por estar a punto de eliminar a Baskonia, o tal vez los del Bilbo por dar la primera sorpresa, o quizás que sean los del Gran Canaria por llegar a la final, o incluso los del Real Madrid sientan que su equipo ha sido el verdadero ganador por que levantaron el trofeo. No… sabéis que no hablábamos de ellos. No ganaron tanto como nosotros.

El equipo que se ha formado para esta Copa ha sido increíble. Habéis sido espectaculares. Desde la Fan Zone, con turnos dobles y triples, a los de competición, pasando por las chicas de protocolo, los de estadísticas, los runners de consigna, los de animación, los de publicidad, los de encuestas, los de acomodación, los de comunicación o los de minicopa. Todos os habéis unido, os habéis multiplicado, habéis transmitido vuestra ilusión, con trabajo y esfuerzo, y siempre con una sonrisa. Vosotros nos habéis ganado a todos. Vosotros sois los que habéis levantado la Copa, día a día. Vosotros habéis formado el equipo ganador.

Esta no ha sido la Copa de Llull, ni la de Omic, ni la de Mumbrú. Ha sido la de Conchi, la de Juan, la de María, la de Alejandro,…, la de todos vosotros. Ha sido la Copa de la Residencia Siglo XXI, la de la pantalla gigante, la de la cadena de pases por toda España, la del túnel alegre, la de las comidas en Casa Cantabria, la del MVP de Voluntarios ACB, la del Coliseum entero bailando contagiado por un grupo de locos en pista y en las gradas, la del caballo humano, la de las mil cosas que se pueden pedir a un camarero, la Copa en la que aprendimos que un ‘pechazo’ puede ser peligroso y provocar un ataque de risa imparable, la de la emoción y las lágrimas,… Ha sido la Copa de la amistad, de los abrazos, de las risas, de las conversaciones de madrugada, de los ‘nos vemos pronto’,… La Copa del corazón, la de vuestro amor por el baloncesto.

Todos esos detalles nos harán recordar esta Copa como única: la Copa que ganamos. La hemos disfrutado como si fuera la última. Igual no hay otra! Posiblemente no recordemos los resultados, pero sí las emociones, sí las grandes personas que hemos conocido y con las que volveremos a coincidir. Seguro! Porque la Copa… emociona.

Cuando alguien quiere ser Voluntario ACB y nos pregunta ‘Podré ver los partidos, verdad?’, nosotros sonreímos y negamos con la cabeza. Esa persona aún no ha encontrado el camino para ganar. Intentaremos guiar entre todos para que lo encuentre.

Este año, el Campeón de la Copa del Rey A Coruña’16 es el equipo de Voluntarios ACB.

FELICIDADES CAMPEONES!!!

Pero queremos más. Conseguiremos que siga viva todo el año. Nos prepararemos más y mejor para la Copa’17. El tiempo pasará veloz… Nos ayudaréis a levantarla una vez más?

Ya descontamos los días para reencontrarnos!

EQUIPO DE VOLUNTARIOS ACB

2016-11-10T22:48:52+00:00 29-02-2016|