Sensaciones de una entrevistadora

Todo empezó cuando Eulàlia, Manolo y Esteban, un día hablando, me propusieron formar parte del grupo de entrevistadores. Yo sabía de la existencia de este grupo, no sabía que para ser voluntario se necesitaba hacer una entrevista por skype. La verdad que no me lo pensé mucho y enseguida acepté, aunque lo primero que pensé fue: “¿Y yo seré capaz de hacer entrevistas?” También tenía otras dudas, como por ejemplo, cómo funcionaba el proceso, cuántas entrevistas tenía que hacer al día,… Suerte que todas las dudas que tenía me las resolvieron en las reuniones previas que tuvimos, y también estoy muy agradecida del GRAN equipo de entrevistadores porque han estado para todo lo que he necesitado.

 

Después de resolver todas mis dudas, me puse ‘manos a la obra’ y empecé a contactar con los voluntarios. Primero enviaba un correo para presentarme y saber su disponibilidad para intentar ajustar los horarios. A mi me tocó hacer las entrevistas a todos los repetidores que habían ido a la Copa del Rey y/o Supercopa anteriores, por tanto, ellos tenían más experiencia que yo en este tema. Recuerdo que algunos voluntarios me contestaban al instante, ya que estaban esperando mi correo para hacer la entrevista. ¡Así que las empecé! La primera semana creo que hice unas 20. Aún me acuerdo de la primera entrevista: estaba muy nerviosa, pero a medida que iba haciendo ya estaba mucho más relajada, e iba conociendo voluntarios de diferentes partes, que me iban explicando sus experiencias de las copas pasadas. ¡Envidia sana! Ya que yo sabía que no podría estar en la Copa del Rey por temas laborales.

 

Algun@s de los voluntari@s me decían, “bueno espero que nos veamos  en la Copa, si me cogéis“, yo les explicaba que no podría, y acababan con un “bueno a ver si al próximo evento puedes estar porque al menos una vez en la vida has de vivir este tipo de experiencias”. Por suerte, a finales de Enero, se celebró la fase previa de la MiniCopa en Zaragoza, y al coincidir en fin de semana, tuve la suerte de poder ir y disfrutar de este evento. Sabía que ni mucho menos sería como la Copa del Rey, pero al menos fue una experiencia que aproveché al máximo.

 

Iban pasando las semanas, y ya se acercaba la fecha en la que teníamos que decidir que voluntarios iban a ir a la copa o cuáles se quedaban de reserva. Este es uno de los aspectos más complicados de formar parte del equipo de entrevistadores: has decidir que voluntarios van a disfrutar de la experiencia y cuales se van a tener que esperar, y esto desde mi punto de vista es muy complicado. Una vez hecha la selección final, se tenía que preparar todo el material para copa.  Cuando iba preparando el material, me iban entrenando más ganas de ir a la copa y compartir con ellos todos los momentos que iban a vivir, pero sabía que me tenía que quedar con la parte que ya había disfrutado: las entrevistas y la suerte de haberlos conocido en la distancia.

 

A una semana de empezar la Copa del Rey, Esteban me puso en el grupo de whatsapp de voluntarios: iba a formar parte de la copa del rey a través del teléfono, iba a enterarme de todas sensaciones y experiencias que tenían los voluntarios. A través del grupo, podía ver como los voluntarios estaban nerviosos, ya tenían ganas de que empezará la aventura de la Copa, y a través de ese grupo pude disfrutar de la Copa del Rey de otra manera. Pero con lo que verdaderamente me quedo ha sido con la experiencia de haber formado parte de este equipo de entrevistadores, todos ellos son unas GRANDES personas, y me lo han demostrado durante todo el proceso. Eso sí, espero poder disfrutar algún año de estos grandes eventos que organiza la ACB.

 

Las fotos son de las grandes reuniones que hacíamos en casa de Eulàlia.

 

Arantxa Rubio. Barcelona, Mayo 2016.

2016-11-10T22:17:17+00:00 25-05-2016|